Serendipia

DSC_5364 copia
Hay una frase que desde hace unos cuantos años me ha acompañado en mi día a día:
Cuando se cierra una puerta, se abre una ventana.
A pesar de que parece la típica reflexión que le dices a alguien que está pasando por un mal momento, os invito a pensar en su significado. Solemos creer que las puertas se abren y se cierran por algo que no podemos controlar, que una ventana se abre porque hemos tenido una suerte asombrosa ese día.
Creo en la serendipia,
en los momentos afortunados que vienen sin esperar pero también creo que las ventanas que se abren porque nosotros salimos en busca de esa ventana abierta.
Pablo Picasso decía cuando llegue la inspiración que me pille trabajando.
No esperemos lamentados a que una ventana se abra, si hace meses que una puerta te dió un portazo en la cara, levántate y sal a buscar tu ventana abierta.
Está ahí, para ti, esperando a que tú la descubras.

Deja un comentario